Factores que afectan la conversión alimenticia en pollos para corte/para engorde.

0
2574
Pollo de engorde

¿Cuáles son los factores que afectan la conversión alimenticia en pollos para corte/de engorde?

Muchas empresas productoras de pollos para corte/de engorde han utilizado la conversión alimenticia como medida de eficiencia para pago de sus asociados, cooperados o integrados. Generalmente, esta fórmula está relacionada a una conversión alimenticia corregida para el peso resultante a la faena. Llevando en cuenta que el mayor costo de producción es la ración, la conversión alimenticia pasa a ser el parámetro de mayor importancia económica en la crianza del pollo para corte/de engorde. Mencionaremos a continuación sobre algunas informaciones relevantes para el mantenimiento de una buena conversión alimenticia en pollos para corte/de engorde y los factores que la afectan.

Conversión alimenticia en pollos para corte

La Conversión Alimenticia es una medida de productividad animal que se define por el consumo total de ración, dividido por el peso promedio. Los dos índices que influyen directamente en el costo de producción son sin duda, el peso promedio y la conversión alimenticia. El peso promedio, responsable por la facturación y, por consiguiente, por la dilución de los costos fijos (cerca del 35% del costo total) y la conversión alimenticia que está formada por el costo de la ración por unidad de peso producido (aproximadamente 65% del costo), por este motivo se lucha por conquistar bajas conversiones para ser eficiente. Las aves convierten ración en carne rápidamente y, si pensamos en capacidad genética de conversión, salimos de 100% de su potencial y desafiamos esta ave todos los días, hasta su faena, siendo que la clave para una buena conversión está en la comprensión de los factores básicos que la afectan y la forma como se maneja las aves para mejorar esos factores, y llegar lo más cerca posible de su 100% de potencial.

Principales factores que afectan la conversión alimenticia en pollos para corte/de engorde

Temperatura: Probablemente, el factor con mayor influencia en la conversión alimenticia de pollos para corte es la temperatura. Las aves son homeotérmicas y dependen del ambiente para mantener la temperatura del cuerpo y sobrevivir.  En un ambiente frío las aves tienen que consumir más ración para obtener las calorías necesarias de la ración para su mantenimiento de su temperatura corporal. Estas calorías utilizadas para el mantenimiento no son convertidas en carne. En ambientes cálidos las aves disminuyen el consumo y pierden energía para el mantenimiento de la temperatura corporal. Dentro de una buena temperatura, los nutrientes de la ración se utilizan mucho más para el crecimiento de que para la regulación térmica. Esto puede observarse en el gráfico 1 que correlaciona la temperatura promedio del ambiente con la conversión alimenticia.

Las temperaturas ideales se pueden calcular así: TºC IDEAL = 30 – (Edad del ave x 0.15). Ejemplo el ave con 1 día = (1 x 0,15) – 30 = 29,9 (confort térmico + o – 3ºC de 26 a 32 ºC).

El ave con 9 días = (9 x 0,15) – 30 = 28,7 (confort térmico + o – 3ºC de 25 a 31 ºC).

Con altas temperaturas, los pollos para corte consumen menos ración y pierden eficiencia en la conversión alimenticia. Los mecanismos biológicos de enfriamiento que usan las aves con altas temperaturas requieren mucha energía y no son eficientes. Además, cuando las aves consumen alimentos balanceados, su temperatura corporal aumenta debido a los procesos metabólicos que ocurren durante la digestión. Por esta razón el consumo baja en las horas más cálidas del día y debemos darle todas las condiciones posibles para que las aves se alimenten en los horarios más frescos, como: el comienzo del día y de la noche. Este manejo, en conjunto con buenos equipos para el ambiente, ayuda para mejorar la conversión alimenticia y disminuir la tasa de mortalidad.

Ventilación: Ventilación y temperatura están interrelacionados. En la mayoría de las condiciones, el aumento de la ventilación resulta en menores temperaturas dentro del aviario. La Ventilación algunas veces se hace necesaria también con temperaturas bajas con el manejo de ventilación mínima y esto requiere la calefacción del ambiente. Infelizmente, muchas veces los productores no trabajan la ventilación mínima con calefacción para reducir costos, y esto es un gran error. Aire fresco y limpio es tan importante para la ganancia de peso del pollo, como la ración de calidad y agua fresca. Además de esto, amoniaco y otros gases tóxicos se acumulan en los aviarios durante los meses más fríos del año. Estudios muestran que la conversión alimenticia de pollos para corte puede ser afectada por cuatro a siete puntos por niveles de amoniaco de apenas 25 ppm (partes por millón) y este nivel es prácticamente indetectable por la nariz humana. La ventilación mínima debe ser practicada en el inverno y toda vez que se detecte amoniaco en el aviario, se debe airear inmediatamente.

Calidad de la ración: La dieta que consume un pollo tiene influencia directa en su conversión alimenticia. El productor no tiene influencia sobre el nivel de energía, proteína, forma física o la calidad de la ración (ya que estos ítems se definen por especialistas en nutrición). Sin embargo, el productor debe mantener la integridad de la ración, una vez que la ración es depositada en el silo del aviario. La ración debe ser almacenada y protegida del ataque de hongos, oxidación y contaminación. Los silos, cajas y comederos deben lavarse y desinfectarse a cada salida de un lote, nunca debe haber sobrantes de ración de un lote para otro, y durante la crianza debe hacerse el manejo de abertura de tapa de silo en los días calurosos y secos para la salida de la humedad de la ración. Es importante inspeccionar el sistema de alimentación diariamente para verificar su buen funcionamiento y evitar desperdicios. Esto puede costar más de diez puntos en la conversión.

Calidad del agua: El agua limpia y fresca es muy importante para una buena conversión alimenticia de pollos para corte. El desempeño de los pollos que consumen agua de baja calidad es casi siempre debajo de la media promedio. Cuando se elimina la contaminación, ocurre una inmediata mejoría de desempeño. Aves que consumen agua de bebederos tipo niple sufren menos presión de contaminación del que aves que consumen agua en bebederos tipo pendular. Si el manejo de presión del niple se hace correctamente conforme a la edad del ave, estos lotes tendrán mejor conversión alimenticia de lo que los de los bebederos pendulares, debido al alto nivel de contaminación bacteriana que puede causar mala absorción, diarreas y otros tipos de enfermedades secundarias. Bebederos pendulares pueden obtener buenas conversiones, sin embargo, exigen un esfuerzo mayor en lo relacionado con la higiene. Vale recordar que los vasitos utilizados en algunos niples en las fases iniciales, o mismo durante toda la vida del lote, requieren cuidados de higiene especiales. No debemos olvidar que el agua es el nutriente más importante para cualquier animal y, por lo tanto, su calidad no puede ser descuidada. Un ave consume dos veces y media más de agua que de ración y los esfuerzos hechos para suministrar agua limpia, pura y en una temperatura adecuada, resultarán en mejor conversión alimenticia.

Desperdicios: La ración se desperdicia mucho con aves enfermas o deficientes. Las aves que no tienen chance de un buen desarrollo deben eliminarse rápidamente hasta los 14 días (como máximo). En el aviario, el mantenimiento de aves de descarte cuesta en promedio de 3 a 5 puntos de conversión y en el matadero, en promedio 1% de condenación de aves que no se retiraron del aviario pueden costar más de 5 puntos de conversión. Además de eso, estas aves de descarte son vectores de enfermedades para todo el plantel y estas pérdidas no son posibles de medir. El consumo hasta los 14 días tiene bajo impacto en la conversión alimenticia y por eso debe hacerse en un grupo de trabajo especial, para separar las aves menores en un círculo y analizar las que deben ser eliminadas.

Enfermedades y Medicaciones: La salud general de un plantel también tiene influencia en la conversión alimenticia de pollos para corte, y la coccidiosis y la clostridiosis están entre los mayores villanos. El sanitarista que acompaña el plantel debe estar muy atento a cualquier señal de enfermedad y monitorear con necropsias los lotes para medidas de control rápido en caso de que sea necesario. histórico de enfermedades de los aviarios pueden indicar un problema crónico y su acompañamiento ayuda en la toma de decisiones para cambiar de programas y medicamentos para la salud del plantel. Tratar solamente cuando sea necesario, elimina costos desnecesarios y el efecto negativo que las medicaciones sin necesidad tienen sobre el crecimiento de las aves y su conversión alimenticia.

Buenas Prácticas de Producción: Temperatura, ventilación y sanidad, así como el vacío sanitario, condiciones de cama, roedores, control de lauchas, etc.; influencian la conversión alimenticia en pollos para corte/pollos de engorde.

Otros factores que pueden ayudar a mejorar la conversión alimenticia de pollos de corte

Tiempo de consumo: las aves jóvenes están cada vez más perezosas para alimentarse, para esto, es necesario estimularlas y tener una gran oferta de equipos infantiles si quisiéramos tener un buen comienzo del lote con un buen arranque de peso, lo que es medio camino andado para una buena conversión alimenticia en pollos para corte. La prueba del buche lleno en los tres primeros días debe dar más del 90%, casi 100 pollitos y verificando si están con el buche lleno en tres períodos del día (mañana, tarde y noche). Toda inversión en equipos y estímulo al consumo en la fase inicial es recompensada.

Luz:  El nivel de luminosidad puede influenciar a la conversión alimenticia en pollos para corte. Aves jóvenes necesitan de más horas de luz con mayor intensidad. Si se garantiza un buen arranque hasta los 21 días, los niveles de luz pueden ser gradualmente reducidos, resultando en una mejor ganancia de peso debido a la menor actividad. Programas de luz se hacen necesarios para adecuar el consumo a los mejores horarios de temperatura y garantizar el bienestar animal.

Comportamiento: las aves responden positivamente al buen manejo. Los pollos criados en ambientes tranquilos y agradables superan a las aves que son manipuladas con mucho movimiento y ruido. El estrés excesivo hace que las aves gasten más energía, lo que dificulta el crecimiento y la conversión alimenticia. Los estudios muestran mejores resultados para aviarios con bajos niveles de ruido que funcionan de la manera más silenciosa y tranquila posible. Demasiada actividad dentro del aviario provoca un desgaste innecesario en las aves que desperdician calorías que podrían convertirse en peso.

Consideraciones

Contratos difieren mucho entre las empresas, pero es relativamente fácil determinar exactamente cuánto la conversión alimenticia vale para un productor. Es importante comprender cuánto la conversión alimenticia vale para maximizar el retorno. Estudios realizados para probar el efecto de la temperatura ambiente sobre la conversión alimenticia demostraron claramente que la temperatura es el factor más crítico. Se debe tener una idea del valor de la conversión alimenticia y los costos asociados con la calefacción y energía eléctrica para ventilación, para entonces determinar el equilibrio más económico entre los dos. Todo buen productor debe mantener buenos registros para realizar tales comparaciones.

Por: Marcelo Torretta – Gerente nacional de aves en Agroceres Multimix

DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here