Manejo del lechón recién nacido

0
482
Lechón recién nacido

Los lechones recién nacidos son una prioridad dentro de la granja porcina. En esta etapa se presentan los niveles de mortalidad más altos en la piara debido a las condiciones de manejo y enfermedades.

El buen manejo al nacer, tomar calostro en las primeras horas de vida y evitar la infección del ombligo por la posibilidad de enfermedades o hernias, es determinante para su supervivencia y desempeño productivo en las etapas posteriores.

También es importante el corte de colmillos que se realiza con el fin de evitar lesiones por las frecuentes peleas en el establecimiento del pezón definitivo. Los cuatro pares de dientes de aguja de los lechones son muy filosos al nacer y presentan riesgo de cortaduras y mastitis en la glándula mamaria, así como de cortes en la cara, orejas, cola y cuerpo de los lechones de la misma camada.

Hay estudios que recomiendan no cortarlos, evitando infecciones por una mala práctica. Cada granja es un mundo diferente y se aconseja adaptarse a lo que resulte mejor.

PRÁCTICAS NECESARIAS DURANTE EL NACIMIENTO

El parto de las cerdas dura de tres a tres horas y media, con intervalos de nacimiento de 15 minutos entre cada lechón. En el momento del parto es necesario asistir a la cerda tomando en cuenta medidas como lavado y desinfección de manos, o el uso de guantes estériles.

La sala de maternidad, donde va a parir la cerda, debe limpiarse y desinfectarse con 15 días de anticipación. Si esta sala tiene piso y paredes de concreto, es necesario usar detergentes y desinfectantes. La cerda debe llegar de 8 a 10 días antes de la fecha programada de parto y se le debe proveer una cama seca y limpia.

Al momento del nacimiento se debe contar con una caja o lechonera de 1×1 metros y 45 o 50 centímetros de alto, hecha de materiales aislantes como madera, que no se caliente ni absorba el calor del calefactor. El interior debe contener una cama seca de paja o aserrín que logre mantener la temperatura. Esta caja servirá para alojar los lechones de una camada para que reciban calor artificial, se concentren en un mismo espacio y sea más fácil su manejo postparto.

CUIDADOS DEL LECHÓN

• Hay que asegurarse que cada lechón respire al nacer. Se lo puede estimular secándolo con una toalla o trapo, priorizando las fosas nasales y boca, que vienen cubiertas con mucosa y membrana placentaria.
• Si algún lechón tiene problemas de respiración, es necesario animarlos levantándolos de las patas, haciendo movimientos de abajo hacia arriba o a los lados.
• Realizar el corte del cordón umbilical y desinfección del ombligo.
• Luego, se ingresa al lechón a la lechonera, la cual debe estar provista con una lámpara de calor o bombillo incandescente. Se requiere una temperatura entre 32º C y 35° C en el ambiente.
• Se debe realizar el mismo procedimiento para cada uno de los lechones.
• En la tarjeta de partos se debe registrar la cantidad de lechones hembras y machos, así como el número de lechones nacidos muertos por momificación, insuficiencia en el parto u otras causas.

• Acceso y reconocimiento de pezones entre los 30 y 40 minutos posparto.
• Para la toma de calostro se debe ingresar a todos los lechones al mismo momento para que seleccionen la teta de la que mamarán a lo largo de la lactancia.
• Es recomendable ayudar a los lechones de poco peso y débiles a encontrar el pezón para enseñarles a mamar de la madre.
• El corte de colmillo se realiza en las primeras 6 horas, después de mamar tres o cuatro veces el calostro de la madre. En este momento los lechones ya han adquirido inmunidad por el consumo de inmunoglobulinas del calostro.
• En el segundo o tercer día de vida del lechón se aplica de hierro dextrano, se cortan las colas y se identifica a los lechones por muescas o cualquier otro método.
• La castración se realiza en los primeros 10 días.

PRODUCCIÓN DE LECHE DE LA CERDA SEGÚN EL TAMAÑO DE LA CAMADA

En razas de buena habilidad materna, la producción de leche de una cerda, tomando en cuenta el tamaño de la camada, oscila entre los 8,5 kg y 13,2 kg al día. En algunas investigaciones se calculó que un lechón a las seis semanas de lactación debe consumir de 40 a 45 kg de leche.

La tomas de leche de los lechones dependen de los días de lactancia de la madre. En las primeras 15 horasmaman alrededor de 15 veces; en las semanas tres y cuatro maman cada hora, aumentando los intervalos por las noches. En las semanas cinco y seis, maman cada 95 a 120 minutos.

La cantidad de lechones por cerda no debe superar el número de pezones funcionales. De ser así el mismo día del parto, hay que incorporar los sobrantes a cerdas nodrizas que parieron pocos lechones. Los amamantamientos de lechones débiles deben priorizarse ubicándolos en un pezón de fácil acceso.

Basado en el Blog de procampo.com.ec

DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here