Cuáles son las enfermedades más comunes en cerdos

0
1355

Si trabajas en la industria de la agricultura, debes saber que para tener éxito debes mantener a tus animales sanos. Para ello, es esencial que sepas sobre la importancia de la limpieza de las granjas porcinas y reconocer qué condiciones pueden afectar a tu piara. Asimismo, todo tu personal debe poder detectar los síntomas de las enfermedades más comunes en cerdos y alertar al gerente o al veterinario, según corresponda.

El siguiente paso es tratar a los cerdos rápidamente con medicamentos adecuados. Obviamente, es mejor prevenir que tratar; contar con un plan de salud para la piara ayudará a minimizar la incidencia de enfermedades. A continuación, en el siguiente artículo, te mencionaremos algunas de las enfermedades más comunes que pueden afectar a los lechones y a las cerdas gestantes.

1. Dermatitis exudativa

Los síntomas de esta enfermedad en cerdos son lesiones cutáneas, causadas por una infección de la bacteria Staphlococcus hyicus. Las lesiones que se presentan primero son áreas oscuras en la piel, que se extienden y se vuelven escamosas con una sensación grasosa. En casos severos, puede ocurrir mortalidad, ya que las bacterias dañan el hígado y los riñones.

Los antibióticos se usan para tratar la infección, junto con protectores de la piel; las vacunas autógenas también se han utilizado con éxito para prevenir esta condición. Mejorar la higiene y limpieza en los galpones de los lechones, así como cuidar las tetinas de las cerdas antes y luego del parto, es clave para cuidar tu granja porcina.

También es importante reducir el potencial de abrasiones de la piel, ya que así es como la infección ingresa al cuerpo. En muchas ocasiones, las abrasiones son causadas por pisos ásperos, dientes dentados, equipos afilados o incluso picaduras de ácaros.

2. Coccidiosis

Esta enfermedad es muy común en lechones lactantes y es causada por un parásito intracelular llamado Isospora suis. Uno de los síntomas es la diarrea, que tiene una consistencia entre pastosa a acuosa y aparecer a menudo entre los 10 días luego del nacimiento hasta las 15 semanas de edad.

Los casos agudos se tratan con fluidoterapia y coccidiostatos, mientras que las infecciones secundarias pueden resultar del daño a la pared intestinal. Dependiendo del nivel de ocurrencia en la granja, el tratamiento preventivo con coccidiostatos para las cerdas puede ser apropiado.

Se debe mejorar la higiene para terminar el ciclo de infección. Ten en cuenta que las heces son una fuente de bacterias y que las moscas pueden propagarlas. Proporcionar un área de fluencia cálida, seca y limpia ayudará a reducir la carga del parásito y la probabilidad de infección coccidial.

3. Enfermedades respiratorias

Tos, estornudos, respiración abdominal, tasas de crecimiento reducidas y la mortalidad son signos de una enfermedad respiratoria en cerdos provocada por agentes infecciosos que incluyen el Micoplasma, Streptococcus suis, y Pasteurella, entre otros.

Dependiendo de la causa, eltratamiento para las enfermedades respiratorias en cerdos incluyen los antibióticos, los cuales se pueden administrar en alimentos, agua o como inyectables. La mala ventilación o las condiciones ambientales pueden exacerbar las condiciones respiratorias. Por ejemplo, los altos niveles de amoníaco pueden dañar los cilios del tracto respiratorio superior, haciendo que los cerdos sean más susceptibles a la infección.

Hay vacunas disponibles para algunas formas de neumonía, aunque la cepa que afecta a una granja debe identificarse para garantizar un resultado exitoso. Vale mencionar que la pleuroneumonía, causada por Actinobacillus pleuropneumoniae, puede resultar en una mortalidad significativa, y aquellos que se recuperan tienen tasas de crecimiento deterioradas y daño pulmonar.

Los corrales sobrepoblados y polvorientos son factores predisponentes para la enfermedad respiratoria, junto con la presencia del virus PRRS (virus del síndrome respiratorio y reproductivo porcino). ¡Ten mucho cuidado!

4. Disentería porcina

Los animales con esta enfermedad, la cual es causada por la bacteria Brachyspira hyodsenteriae, sufren de diarrea, con o sin presencia de sangre. Las tasas de crecimiento de los cerdos después del destete y con esta condición se reducen y, en algunos casos, incluso mueren súbitamente.

Los antibióticos se usan para tratar esta condición, ya sea en alimento, agua o como un inyectable. La reducción de la densidad de población puede ser una forma efectiva de reducir la presión de infección y el estrés en la piara.

Además de mejorar los niveles de higiene, el control de roedores es de alta prioridad, ya que estos animales son un vector para esta enfermedad.

5. Mastitis

La producción reducida de leche, la pérdida de apetito y una temperatura corporal más alta son síntomas de mastitis en las cerdas. Además, es causada por una infección bacteriana de las glándulas mamarias que puede causar decoloración en la piel. Los antibióticos junto con los medicamentos antiinflamatorios y corticosteroides son tratamientos efectivos. Incluso, la oxitocina se puede usar para estimular la bajada de la leche.

La higiene en las áreas de parto es importante, junto con la nutrición durante la gestación para promover la inmunidad. El estrés también puede ser un factor, y es importante asegurarse de que las tetinas de las cerdas no se vean afectadas de ninguna forma.

Esta enfermedad tiene un efecto significativo en la productividad debido al efecto potencial de reducir el número de lechones destetados por las cerdas.

6. Parvovirus porcino

Si las cerdas gestantes se infectan con parvovirus (VPP), pueden tener problemas para reproducirse más adelante, especialmente si son primerizas. En el momento del nacimiento, pueden aparecer lechones momificados o mortinatos.

Inusualmente, el virus puede sobrevivir fuera del huésped durante varios meses, lo que lo hace endémico en la mayoría de las granjas. Aunque es solo durante la gestación que el VPP es un problema, otros cerdos pueden transmitir el virus. Como no hay tratamientos disponibles para esta enfermedad, es mejor prevenirla al seguir un plan de vacunación de rutina en las cerdas primerizas.

En términos de prevención de enfermedades porcinas, los temas recurrentes incluyen higiene, ventilación y reducción del estrés. Al trabajar en una granja porcina, debes proporcionar un entorno óptimo para el animal e inhóspito para los agentes causantes de enfermedades. Además de reducir la presión de infección, debes promover la inmunidad al brindar una nutrición óptima y al seguir un buen plan de bioseguridad que garantice cada ciclo de producción.

Por último, debes asegurarte de que los reemplazos se compran en rebaños con un alto estado de salud y se ponga en cuarentena adecuadamente antes de la introducción.

Basado en el blog de Basicfarm.com

DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here