Segunda Parte: Consecuencias de la caudofagia en cerdos

0
769

Estimado lector, ponemos a su disposición la segunda parte de la caudofagia. Este artículo técnico se enfoca en sus consecuencias dentro de la producción porcina.

El trabajo desarrollado en granjas cochabambinas y cruceñas ha mostrado que las implicaciones se dan en dos aspectos. En el primer aspecto, el animal mordido supone un problema grave de bienestar. Y en el segundo aspecto, la aparición de un brote de caudofagia suele indicar que en la explotación existen problemas de manejo, que están afectando negativamente a los animales en su rendimiento productivo y tendrá una consecuencia posterior en la economía de la granja.

Dentro de las implicaciones en bienestar animal , se observan que la caudofagia provoca dolor crónico que sufren los animales, lo cual interfiere con su alimentación y consecuentemente con su desempeño productivo. Esto último es consecuencia del propio estrés asociado al dolor y al hecho que el animal reduce el tiempo dedicado a alimentarse.

Otra consecuencia asociada a este problema, son las infecciones que se originan en las heridas provocadas por el mordisqueo de la cola, comprometiendo la salud de los cerdos. Por último, el resto de los animales del corral pueden verse afectados por las enfermedades desarrolladas por el cerdo afectado e inmunodeprimido.

Las consecuencias económicas pueden variar desde una disminución de los índices técnicos (Menor ganancia media diaria, menor peso al final del periodo, peor índice de conversión) hasta un aumento del porcentaje de mortalidad por septicemia generalizada.

Para cerrar sobre las consecuencias, no nos olvidemos sobre las pérdidas económicas a nivel de matadero por decomisos totales o parciales, consecuencias de las heridas y parálisis de los miembros posteriores por formación de abscesos espinales o medulares que a través de la circulación sanguínea pueden llegar a infectar la espina dorsal y comprometer hasta los pulmones, riñones, costillas, peritoneo o las extremidades. A esto se suma, los costos que acarrean los tratamientos (antisépticos y antibióticos), así como los costos de mano de obra en control y vigilancia.

Fuente: Escrito por Mvz. Carlos Albornoz, asesor técnico – Sucursal Cbba/Cedrovet Srl.

DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here