Consejos para una buena producción en el invierno

0
1899

Con la llegada del invierno las temperaturas comienzan a descender entre los meses de junio, julio y agosto, donde la producción de nuestras granjas puede estar en riesgo si no se adopta un buen manejo de ambiente y confort de nuestros animales.

En el departamento de Santa Cruz comúnmente el invierno llamado como surazos o sures, debido a la entrada de masas de aire polar fríos desde el sur del Pacífico, hace que la temperatura descienda a menos de 10º C., y muchas veces acompañados de precipitaciones hace que la temperatura del ambiente descienda mucho más.

Las instalaciones de las granjas de cerdos muchas veces son muy descubiertas, debido a que la mayor parte del año las temperaturas son elevadas y la producción no se ve afectada a causa del manejo de ambiente, pero en invierno se tiene mayores problemas sanitarios (respiratorios y digestivos), afectando índices como mayor mortalidad, baja ganancia de peso y mayor conversión alimenticia trayendo pérdidas considerables, ya que el animal destinará parte de su alimentación en la transformación de calor para mantener su temperatura corporal.

En este artículo se mencionarán algunas ideas recolectadas de las granjas para mantener un buen ambiente de las instalaciones, sin mucha inversión y que puedan ayudar en su granja.

Primeramente lo ideal es que cada persona involucrada en la producción de cerdos conozca la zona de confort de los lechones, para así conocer la temperatura ideal según la edad del animal.

Posteriormente verificar puntos que nos alertan si nuestras instalaciones están preparadas para el frío como:

  • Verificar los equipos de calentamiento funcionan correctamente como lámparas y campanas en maternidad y recría.
  • Verificar el cierre de cortinas, sobrecortinas y escamoteadores para evitar ingreso del aire.
  • Uso de termómetro para monitorear la temperatura en el interior de los ambientes, evitar cambios bruscos de temperatura.
  • Hacer la renovación de aire en el interior de las salas para mantener un aire limpio y no pesado.
  • Evitar corrientes de aire directamente sobre los animales, pues aumenta la pérdida de calor corporal y también la sensación térmica de frío.
  • Mantener los pisos de maternidad, recría y engorde lo más seco posible.
  • Enseñar a los lechones recién nacidos a permanecer dentro el escamoteador.
  • Observar el comportamiento de los animales, pues ellos mostrarán si el ambiente está adecuado o no.

Fuente: Escrito por Marcelo Crispín, Asesor Técnico Comercial – Área Cerdos de Cedrovet SRL.

DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here